¿Dónde duele más hacerse un tatuaje?

Hay lugares donde el dolor de los tatuajes suele ser más fuertes en unas zonas del cuerpo que en otras. Hay una gran diferencia entre prepararse para soportar pequeños pinchazos y el que se puede experimentar como un ardor en áreas muy sensibles. Aquí contaremos cuales son las partes del cuerpo donde duele más hacerse un tatuaje. Los lugares menos dolorosos y todas las partes que son muy populares para quienes se tatúan.

Las partes dónde duele más hacerse un tatuaje

  1. Cabeza: no solo es una de las partes donde se experimenta más dolor, sino que el sonido y las vibraciones de la maquina invaden el cerebro, en muchos de los testimonios el sonido y las vibraciones ayudan a profundizar más el dolor.
  2. Esternón: opiniones de las personas que se han tatuado, relatan que es un ardor casi insoportable. “es como si un cuchillo caliente cortara en medio”.
  3. Codos: en muchos casos es un misterio, pero a muchas personas le duele de una manera tan fuerte que termina siendo insostenible y en otros casos ni se siente.
  4. Pantorrillas: Esta zona, es realmente dolorosa, y se debe a que las personas, no se encuentra acostumbradas, a ningún tipo de sensación fuerte en esa zona. .
  5. Glúteos: Además de ser una zona muy discreta, es muy incómodo para los tatuadores más cuando la piel es flácida, pero el mayor dolor es porque la zona es muy blanda.
  6. Manos: El constante punteo de las agujas con la piel fina de las manos lo convierte en un lugar donde se experimenta mucha sensación de dolor, además de todas las terminaciones que en la mano podremos encontrar.
  7. Pies: El dolor no es tan grave como el de las manos, pero es igual de incomodo trabajar en esa área, ya que la persona suele tener sensaciones de dolor y en algunos casos cosquilleo.
  8. Cara: El rostro tiene muchísimas terminaciones nerviosas además de que la dificultan las expresiones faciales que pueda hacer la persona cuando experimenta el dolor.
  9. Las costillas y el estómago: Ambas tienen terminaciones nerviosas muy sensibles, sin embargo, en las costillas suele ser más doloroso por la escasez de piel y la sensación de taladro en los huesos.

Con esto podemos darnos una idea de cuáles son las zonas más dolorosas cuando consideremos donde hacernos un tatuaje.